8 hechos y fantasías sobre bitcoin

libro criptoeconomía

8 hechos y fantasías sobre bitcoin

A pesar de que Bitcoin ha sido sentenciado a muerte cada vez que hay bajones en su precio, todo parece indicar que, al cabo de diez años de existencia, la primera y más importante criptomoneda llegó para quedarse. A continuación, los 8 hechos y fantasías sobre bitcoin más relevantes.

Hechos

Uno

Satoshi Nakamoto es el creador -o creadores- de Bitcoin. Esta cadena de bloques entró en operación en enero de 2009 cuando se minó su bloque génesis. La oferta monetaria de bitcoin es de 21 millones de unidades, su tasa de emisión se reduce a la mitad cada 210.000 bloques, esto es, cada cuatro años aproximadamente. Al momento de escribir este texto, la recompensa de bloque -block reward, en inglés- es de 12,5 BTC; en mayo de 2020 se reducirá a 6,25 BTC. Esta recompensa la reciben los mineros al resolver complejos problemas matemáticos -la prueba de trabajo o PoW por sus siglas en inglés- que permite la adición de nuevos bloques a la cadena de bloques. En 2010, Satoshi cedió el desarrollo mayoritario de la red a Gavin Andresen.

Dos

Según palabras de Vitalik Buterin, uno de los creadores de Ethereum, los contratos inteligentes no son inteligentes ni son contratos. En realidad, un contrato inteligente es un código de software programado para ejecutar automáticamente ciertas acciones conforme se vayan cumpliendo ciertos términos y condiciones. La esencia de un contrato inteligente es que este se codifique en un programa y que una red de descentralizada de computadoras lo ejecute en lugar de que un humano tenga que interpretarlo y ejecutarlo; esto da lugar una forma más precisa de jurisdicción. En palabras más simples, un contrato inteligente es código descentralizado que mueve dinero basado en una condición o varias condiciones.

Tres

Es una certeza decir que la cadena de bloques de Bitcoin nunca ha sido pirateada. Sin embargo, los intercambios de criptomonedas centralizados -CCE, por sus siglas en inglés — , son atacados constantemente lo que a menudo causa robos de bitcoin y otras criptomonedas. El caso reciente más famoso es el ataque y sustracción de $40 millones de dólares equivalentes en bitcoin que sufrió Binance, uno de los CCE más populares. Haciendo una analogía, solo por el hecho de que alguien haya robado dólares de un banco, no quiere decir que esos dólares por sí mismos fueron pirateados. Se calcula que el costo de atacar la cadena de bloques de Bitcoin es de 638.000 dólares por hora, dicho de otro modo, reescribir la historia de la blockchain de Bitcoin tiene ese costo.

Fantasias

Cuatro

Dado que cualquier persona puede participar -sin pedir autorización a nadie- en la red de Bitcoin como minero y recibir una recompensa por su trabajo, los bitcoins “acuñados” no tienen valor. Bitcoin no tiene representación física, por tanto, no se imprime ni se acuña. En realidad, los bloques -que contienen las transacciones- son computados por los mineros y añadidos a la cadena, y por su aporte -expresado en capacidad de procesamiento-, se hacen acreedores a una recompensa en bitcoin que, como dijimos anteriormente, hoy es de 12,5 BTC; los mineros también reciben las tarifas que los usuarios pagan por realizar las transacciones.

Cinco

Los amantes del dinero producido de la nada y detractores de bitcoin suelen decir que “21 millones de monedas no son suficientes”. Lo que no saben es que cada uno de los bitcoins se divide hasta en ocho fracciones decimales, es decir, un BTC representa 100.000.000 de satoshis -con este nombre se conoce a las fracciones de bitcoin-. Entonces, en realidad, existen 2.100.000.000.000.000 -2,1 x 10¹⁵- de unidades fraccionarias de bitcoin.

Seis

Considerando que la oferta monetaria de bitcoin no puede exceder los 21 millones, las monedas que se pierdan no pueden ser reemplazadas por otras. Al disminuir la oferta de bitcoin se entiende que las monedas existentes que están en circulación valen más debido a la escasez. Se calcula que en sus diez años de existencia se han perdido cuatro millones de bitcoins, esto es aproximadamente el 19 por ciento de la masa monetaria total. Resulta sumamente complicado distinguir entre una moneda “perdida” y otra que simplemente se encuentra en la billetera de alguien y que está en “hodl”.

Siete

Otro de los mantras que utilizan los críticos es “bitcoin es un gran esquema piramidal”. La base de una pirámide Ponzi radica en el fundamento de que una empresa u organización promete a sus inversionistas un beneficio garantizado, cuando lo que ocurre entre bastidores, es la simple redistribución del dinero de los aportantes entre los diferentes miembros de la red, en otras palabras, no se genera nueva riqueza, solo se reparte la que ya existe. Bitcoin per se no puede ser considerado como una inversión porque no ofrece ni garantiza flujos de caja futuros -en contraste con una acción, bono u otro instrumento financiero-. Eso sí, se puede obtener un interesante retorno debido a la revalorización de la moneda a través del tiempo, obviamente, también ocurre lo contrario.

Ocho

Si bien es cierto que muchos de los gobiernos del mundo están regulando o buscan regular a las criptomonedas -e incluso prohibirlas- , no es menos cierto que no pueden “cerrar” bitcoin. La cadena de bloques de Bitcoin es una red informática abierta, descentralizada, transnacional, neutral y resistente a la censura. La pregunta que surge de inmediato es ¿cómo un gobierno puede cerrar una red que funciona globalmente en nodos replicados y distribuidos a lo largo y ancho del planeta? Imaginemos por un momento que los gobiernos “apagan” el Internet, bitcoin es tan resiliente que pueden hacerse transacciones vía satélite o por ondas de radio.

Para concluir, no nos queda más que decir que Bitcoin y blockchain son tecnologías que se encuentran en etapas primordiales de desarrollo, por tanto, es muy difícil pronosticar las implicaciones que estas tendrán en el futuro. En todo caso, lo que sí podemos afirmar con certeza es que estas tecnologías se encuentran en el mismo nivel de desarrollo que el Internet hace 30 años. Esto quiere decir que su potencial es inconmensurable.

Este artículo fue publicado originalmente en Steemit.com el 21 de mayo de 2019.

Juan Francisco Bolaños
@criptoEstratega

No Comments

Add your comment